img-detalle img-detalle
Artículos
y ensayos

¿Que si quiero tener un bebé? ¡No, gracias, por eso uso anticonceptivos!

COMPARTIR

Para elegir un método anticonceptivo resulta útil saber cómo se hacen los bebés. “¡Claro que lo sé!”, acabas de decir, “¿Cómo no voy a saber si puede ser muy placentero hacer uno?”. Bien bajado ese balón, pero nos referimos a si sabes exactamente qué pasa más allá del mero acto sexual y que es la razón por la que existen los anticonceptivos. 

El momento de la concepción 

El asunto no es tan complicado: imagina que el cuerpo de una mujer, uno de sus ovarios, suelta el óvulo correspondiente a este mes de su ciclo menstrual. Esa célula madura viaja por la tuba ovárica (antes conocida como trompa de Falopio) y el camino se topa con algunos de los 300 millones de espermatozoides que llegaron hasta ahí vía líquido preeyaculatorio o en el semen expulsado por un hombre.  

Ya frente al óvulo, varias de esas células masculinas logran traspasar la primera capa de la célula femenina, que elegirá sólo a uno: el más fértil y compatible para permitirle entrar hasta su núcleo. El espermatozoide felizmente seleccionado cruza otra capa más del óvulo, suelta su característica colita y se abre para dejar salir a su propio núcleo que se fundirá con el núcleo del óvulo, el cual nos hereda información especial que el espermatozoide no. 

@pauzunigaoficial

Así ocurre un embarazo #voiceeffects #embarazo #milagrodelavida #sabiasque #drapauzuñiga

♬ original sound –

Ahora, ya como una sola célula, llamada cigoto, regresa por la tuba ovárica, da un gran salto hacia el útero para implantarse en una de sus paredes, como la tierra a una semilla lo envuelve, y ahí enraizado empezará el desarrollo de un nuevo ser.  

Los métodos anticonceptivos 

¿Pero para qué saber esto? Pues porque cada método interviene en distintos momentos del proceso:  

  • Hormonales:

    interrumpen la ovulación de manera temporal. 

  • No hormonales:

    actúan antes del encuentro sexual alterando el ambiente del útero para impedir la implantación del cigoto o, de manera definitiva, la producción de espermatozoides (vasectomía). 

  • De barrera:

    impiden el encuentro del óvulo con el espermatozoide y tienes que incluirlos como elementos juguetones a la hora del coito. El mejor ejemplo son los condones externos (masculino) e internos (femenino). 

  • Naturales:

    su eficacia depende de decenas de variables y de prácticas difícil de dominar tanto para hombres como para mujeres, de ahí que sean los menos recomendados.  

Ésta es sólo una manera de agruparlos. Si has buscado información sobre el tema, seguro comprobaste que las opciones son amplísimas, que casi todos van dirigidos a la mujer y que los únicos que además de evitar la gestación protegen de infecciones de transmisión sexual son los condones.  

Metodos anticonceptivos

¿Quiénes pueden ayudarte con los métodos anticonceptivos? 

Lo cierto es que para encontrar el que mejor se adapte a tu modo y momento de vida necesitas invertir “tiempo, dinero y esfuerzo”, dirían los clásicos, pero tu salud y tu derecho al placer, por supuesto, lo valen.  

El esfuerzo inicia desde invertir tiempo para buscar información en sitios de organizaciones o instituciones especializadas en salud reproductiva o de educación en sexualidad. Siéntate a leer con calma y anota tus dudas sobre los que en ese primer acercamiento piensas que te vienen bien. Quien te ayudará debe ser alguien del sector salud, de las especialidades de ginecología, urología o salud reproductiva. A veces, desde este momento debes invertir el dinero, sobre todo si no cuentas con servicio médico público, donde puedes solicitarlos de manera gratuita. 

Asesoría anticonceptivos

Con tus dudas resueltas, lo que sigue es conversar con la persona más importante en este asunto: tú. La decisión no depende de nadie más que de ti. Considera cómo estás ejerciendo tu erotismo en este momento de tu vida, si será así por un corto, mediano o largo plazo, tus condiciones de salud en general, en qué vas de tu proyecto de vida, tu decisión respecto a la maternidad o paternidad y el dinero que deberás destinar en tu elección. No es una decisión sencilla, ¿cierto?  

¿Dónde poder acudir? 

Aunque cueste trabajo creerlo, incluso decidir usar condón masculino, el más popular entre hombres y mujeres por accesible en costo y disponibilidad, resulta un compromiso difícil cumplir para una gran cantidad de personas… o eso nos han contado.  

Así que aquí te dejamos algunos sitios que te ayudarán a iniciar tu proceso de elección: 

 

Por Georgina Montalvo 

Dejar un comentario

PDFs
GRATIS

img-atencion

De la A a la Jota

img-atencion

Glosaria Feminista