img-detalle img-detalle
Artículos
y ensayos

Prácticas médicas que aún se realizan en pleno siglo XXI y son peligrosas

COMPARTIR

A pesar de los avances tecnológicos y médicos en este siglo, no en todos los lugares del mundo se ejercen prácticas médicas sin un componente religioso y social detrás que pueden provocar daños irreversibles a los pacientes. Es decir, aún existen ciertas prácticas que, basadas en una creencia y no tanto en un hecho médico, son nocivas para la salud emocional y física de quien la sufre. Conoce en esta nota cuáles son. 

1. Tratamiento chamánico para enfermedades 

En algunas comunidades, como la machi al sur de Chile o la añú de la Laguna Sinamaica en Venezuela, se ve a las enfermedades como resultado de un desequilibrio energético o por la ruptura de algún tabú, cuyo equilibrio hay que reestablecer. Por un lado, hay tratamientos que se basan en la herbolaria o el uso de plantas medicinales, acompañadas de un ritual que sólo un chamán realiza. Pero, por otro lado, otras veces sólo se realizan danzas para apaciguar a los espíritus que han tomado el cuerpo del enfermo, lo que puede provocar que éste se enferme aún más por no recibir un tratamiento más adecuado. 

Machi Chile

2. Mutilación de los genitales femeninos

Esta práctica es una costumbre que se da en las culturas machistas y patriarcales, como los judíos etíopes o algunos grupos islámicos, que no conciben el goce sexual femenino.  Esta realidad está adornada por creencias absurdas que afecta a un 50% de las mujeres, poniendo en riesgo su salud y violando los derechos de las mujeres y las niñas. 

Prácticas medicinales

3. Discriminación por enfermedades desconocidas  

El miedo a las enfermedades es algo que nos sucede cuando recién aparecen. A finales de 1980, por ejemplo, muchos pacientes de VIH fueron discriminados por desconocimiento de cómo ocurría el contagio. Hace unos meses también ocurría lo mismo con el COVID-19 que, de igual manera, provocó que las personas se alejaran de los contagiados e, incluso, señalarlos. 

4. Supersticiones antivacunas  

Las vacunas son las mejores defensas ante cualquier enfermedad que amenaza nuestra salud. No obstante, todavía existen muchos detractores que se oponen a las vacunas debido a suposiciones no comprobadas, como el que “perjudican la salud” o que “causan autismo”. Un claro ejemplo son las vacunas contra el COVID-19, que empezaron a distribuir hace un año, pues no faltaba quien le adjudicara enfermedades de todo tipo y, por lo tanto, se rehusara a ponérsela. 

Antivacunas

5. La “impureza” de la menstruación  

En algunas culturas de África y Asia, la menstruación es considerada marca de impureza, causando marginación social. La tradición, para estas sociedades, asegura que las mujeres que están menstruando o que acaban de dar a luz deben vivir separadas del resto de la comunidad. Generalmente estas culturas viven en regiones apartadas de servicios médicos, complicando aún más la enseñanza sobre la menstruación. 

Como se puede ver, algunas de estas prácticas médicas se encuentran al margen de la medicina, ya que tienen una raíz política cuyas semillas son la inequidad de género, la discriminación y la ignorancia. ¿Conoces otras prácticas? ¿cuáles consideras que son las maneras de cambiarlas?  

Dejar un comentario

PDFs
GRATIS

img-atencion

De la A a la Jota

img-atencion

Glosaria Feminista