img-detalle img-detalle
Artículos
y ensayos

¿Maquillaje en hombres? Un hecho histórico

COMPARTIR

Es usual que cuando pensamos en maquillaje, nuestra mente nos remite, casi de manera inmediata, a mujeres que hacen uso de los más diversos cosméticos e implementos para realzar sus facciones. Sin embargo, hoy en día vemos que cada vez son más los hombres que usan bálsamos, rutinas de skin care, mascarillas y vistosas paletas de colores para maquillarse y, además, dejan constancia de su uso en los reels de Instagram o a través de reseñas en Tik Tok.  

@salvajecity

Aprende a usar base y corrector #MaleGrooming #MakeUpMen #MakeUpForMen #MaquillajeHombres #Men #Menswear #ModaMasculina #BaseyCorrector #MenFashion

♬ Little Bitty Pretty One – Thurston Harris

El que los hombres empleen maquillaje no es exclusivo de esta época, sino que su uso se remonta a miles de años atrás y por diversos motivos: ritual, ornamental y estético. 

El maquillaje en el antiguo Egipto 

En el antiguo Egipto, tanto hombres como mujeres empleaban polvos de color negro y verde de manera indistinta para pintar sus ojos. El ideal de belleza se definía con una piel bronceada, ojos grandes y delineados, labios color ocre y las cejas perfectamente bien cuidadas, como podemos observar en los bustos, sarcófagos y estatuas de la época.  

Pero, además, algunas tinturas tenían la función de proteger los ojos y la cara de los extenuantes rayos del sol. Algunos historiadores consideran a Egipto la cuna del maquillaje y, de hecho, en las tumbas de los faraones se han encontrado restos de productos cosméticos que no distan mucho del maquillaje actual: coloretes hechos a base de semillas, algunos óxidos de hierro natural y frutos.   

Un delineado digno del mundo drag.

El maquillaje en el Imperio romano  

Luego, durante los más de 400 años que perduró el Imperio romano, mujeres y hombres adoptaron diferentes formas de maquillaje, lo cual dependía de su estatus social y económico. Algunos se aclaraban la piel con polvos pigmentados, daban color a su labios y mejillas, se pintaban las uñas y también utilizaban pelucas. Por supuesto, los que tenían mayor poder adquisitivo, adquirían más y mejores implementos para embellecerse.  

¡Ah! y no sobra decir que en ese entonces aún no existían los espejos como los conocemos actualmente (cuya historia puedes conocer aquí), sino que éstos eran unas láminas de metal pulidas a tal grado que pudiera reflejar la imagen del usuario. 

El maquillaje en la época moderna: Renacimiento y actualidad  

Llegamos a la época del reinado de Isabel I en Inglaterra durante el siglo XVI, en la que el maquillaje era muy popular entre los hombres y cuyo ideal de belleza consistía en tener una piel extremadamente blanca. Los polvos que se fabricaban con este fin estaban elaborados con plomo, el cual era altamente nocivo para la salud, lo que derivaba en enfermedades mortales.  

El rey Luis XVI de Francia fue un entusiasta del maquillaje extravagante y los productos para el cabello, de tal modo que los hombres de la corte siguieron esa misma línea y se ataviaban con enormes pelucas, tacones altos y pieles. Pero el maquillaje aplicado a los hombres tuvo un cambio radical durante la época victoriana, que tomó su nombre de la reina Victoria I de Inglaterra.  

Por otro lado, entre los años 1837 y 1905 fue cuando el maquillaje empezó a asociarse exclusivamente a la mujer con la cosmética. Los hombres dejaron los polvos, rubores y pelucas, y la práctica se convirtió en algo más “femenino”.

El maquillaje hasta el día de hoy 

Pero, incluso, el uso del maquillaje más vistoso se relegó como algo “indecente”, puesto que las actrices y las prostitutas lo empleaban para ocultar algún defecto, remarcar sus rasgos y enfatizar sus profesiones, los cuales se consideraban vulgares por tratarse de un intercambio monetario. 

Sería hasta 1930 que nuevamente los hombres y la industria de Hollywood retomara el uso del maquillaje para enfatizar los rasgos de sus actores y dotarlos de rasgos más enigmáticos, como el caso de Clark Gable. 

Lo que el viento se llevó (1939).

Sin embargo, mientras la definición de masculinidad se tornó más rígida, el uso del maquillaje entre los hombres comenzó a disminuir, y ya bien entrado el siglo XX se consideraba ampliamente transgresor. Personajes como David Bowie, Freddie Mercury, Elton John, Prince, Boy George o Brian Eno hicieron del maquillaje su sello personal y jugaron con su propia estética, destacando en el mundo de la farándula.  

A medida que hemos ido generando conversaciones acerca de cómo definimos los roles de género, parece que de nuevo las tendencias en cuanto a moda están cambiando y muchas marcas —de prestigio o no— han lanzado campañas cada vez más carentes de género para aprovechar el mercado y lanzar sus productos que pueden ser usados por todos y todas. En redes sociales, cada vez es más frecuente encontrar a toda una generación de hombres que reconocen las bondades del maquillaje y lo emplean a su favor. ¿Qué opinan de esta extensión del maquillaje para hombres? 

Por: Gabriela Sánchez Ibarra 

Dejar un comentario