img-detalle img-detalle
Artículos
y ensayos

¿La ropa deportiva define a los ganadores en una competencia?

COMPARTIR

Ejercitar el cuerpo para una competencia física no fue suficiente para potenciar las habilidades de cada atleta.

¿Has visto este sello en los trajes de baño?

Se trata de aquellos trajes que han sido aprobados por la Federación Internacional de Natación. Ahora todos los nadadores que compitan deberán demostrar que no hacen trampa a través de la ropa deportiva que usan. En muchas ocasiones estos trajes causaron controversia al ser de alta tecnología, pues quienes los usaron habían roto más de 100 récords de natación y llevaban una gran ventaja contra otros competidores. Estos trajes están hechos de neopreno o policloropreno, un material sintético creado mediante la polimerización del cloropreno y que da como resultado un material elástico y resistente. Éste facilita el movimiento y la técnica de nado, a la vez da una temperatura cálida corporal suficiente para estar bajo el agua.

Nada de esto hubiera sido posible si al diseño de modas no se hubiera sumado la física. Por eso te vamos a contar qué otras prendas han sorprendido a la industria del deporte.

Cuando la moda conoció a la ciencia

La primera innovación conocida en la ropa deportiva fue una mezcla de poliéster y algodón, ya que se descubrieron sus propiedades para mantener al deportista fresco, seco y protegido del sol.

Desde el siglo XIX existía un intento de crear ropa exclusiva para ciertos deportes, como la natación, el tenis o el ciclismo; por ejemplo, faldas más cortas para mujeres y trajes bombachos para tener mejor movilidad.

Ya entrado el siglo XX aparece la química de textil, un campo especializado que aplica la metodología de la química a la producción de textiles. Y está dividido en tres áreas: 1) química de teñido y acabado; 2) química de fibras y polímeros y 3) una en donde se cruza con la ciencia de los materiales e incluye mezclas de textiles. Este campo ayuda a perfeccionar nuevas telas, ofreciendo, por ejemplo, repelencia al agua, absorción de la humedad o absorción de olores.

Alta tecnología en la ropa cotidiana

¡Y estas innovaciones están en todas partes y no nos hemos dado cuenta! Aquí te mostramos algunas de las más importantes:

La tela de biocerámica, elaborada mediante el tratamiento de telas con compuestos biocerámicos de materiales iónicos, como la plata o turmalina, que ayuda a los atletas con la regulación de su temperatura y la gestión de la humedad. Esta ropa expulsa ondas electromagnéticas cortas que pueden entrar en el tejido humano; se pensó para mejorar la circulación, la respiración, la regeneración de tejidos y aminorar el dolor al ejercitarse.

La tela de fibra de carbono, otra de las grandes invenciones de los textiles, goza de propiedades de aislamiento térmico y se emplea para darle mejor comodidad a las prendas, como trajes de buceo y ropa de esquí. Asimismo, esta tela es liviana y posee una alta resistencia a la tensión.

Por último, la seda de araña de hidrogel que, según unos científicos de Universidad de Cambridge, es amable con el medio ambiente respecto a la creación de hilos. Éstos se caracterizan por ser elásticos y resistentes, y aunque su nombre diga que son de araña, en realidad sólo imitan la seda del insecto. Se produce únicamente en laboratorio, creada a partir de hidrogel compuesto por 98 % de agua y un 2 % de sílice y celulosa. Ambas se sostienen por moléculas de cucurbituril (moléculas macrocíclicas compuestas por monómeros de glycoluril C4H2N402, incorporados por puentes de metileno CH2), que se sacan del hidrogel y cuya dureza es destacable. Se utiliza para artículos que precisamente requieran fortaleza, como cascos para bicicleta y skate. No sólo queda ahí la investigación, hoy la medicina estudia este textil para usarlo en suturas dentro del cuerpo humano, debido a su biocompatibilidad.

¡Ve y revisa tu clóset, te sorprenderá ver todos esos materiales que nunca antes te habías puesto a pensar!

Deja un comentario

PDFs
GRATIS

img-atencion

De la A a la Jota

img-atencion

Glosaria Feminista