img-detalle img-detalle
Artículos
y ensayos

¿Estaríamos a salvo contra mosquitos gigantes?

COMPARTIR

Si bien en la ficción tenemos numerosos ejemplos de mosquitos gigantes, si aplicásemos algo física veremos que todo cambia.

¿Estaríamos a salvo contra mosquitos gigantes?

Si con los mosquitos actuales no podemos, imaginarlos gigantes sería difícil. En principio, dormir sería todo un reto, pero también peligrosísimo por la transmisión de enfermedades, y claro, siempre existe la posibilidad de morir aplastados.

¡Ya te preocupaste! No tienes por qué, pues jamás podrán existir los mosquitos gigantes, para entender por qué debes aprender la diferencia entre peso, masa y gravedad.

Volviendo a clases de física

La masa es una dimensión y dominio fundamental de la materia que expresa la inercia o resistencia al cambio de movimiento de un cuerpo. De modo más preciso, es la propiedad de un cuerpo que causa la desaceleración del mismo; ésta se encuentra bajo la influencia de una fuerza dada. La unidad de medida de la masa es el gramo; sin embargo, como cualquier otra unidad, ésta tiene sus múltiplos y submúltiplos, como el kilogramo o miligramo, respectivamente. ¿Y cuál es la masa de un mosquito? ¡10 mg! Esto le permite volar e, incluso, poner poca resistencia al agua, por eso puedes ver a los mosquitos debajo de la lluvia.

Ah, y para que no se te olvide, la fórmula para la masa es:

m= f/a

m= masa   f= fuerza   a= aceleración

Bien, ya sabes cuál es la masa de un mosquito, ¿pero qué diferencia tiene con su peso? Pues éste es la fuerza de gravedad que interviene sobre un cuerpo, es equivalente al resultado de la masa del objeto y el valor de la aceleración gravitacional local, su fórmula es:

P=m·g

P= peso m= masa  g= aceleración de la gravedad

Está fijado por su módulo, dirección y sentido, atribuido al centro de gravedad del cuerpo y guiado aproximadamente al centro de la tierra. Es decir, que dependiendo de la intensidad del campo gravitatorio influirá en el peso de un objeto. El peso de un mosquito es de 5 miligramos, aproximadamente. Ahora sí, hagamos más grande al mosquito y veamos cómo lo afecta la gravedad.

Ésta es una fuerza que emite un cuerpo celeste atrayendo un objeto con masa hacia él, y tiene algo llamado interacción gravitatoria, que es la aceleración que sufre un cuerpo físico respecto a un objeto astronómico, la fórmula de la gravedad es:

f=g m1·m2/d2

f= fuerza de gravedad g= gravedad m1= masa m2= masa d2= distancia al cuadrado

Ahora bien, si un mosquito fuera del tamaño de un humano, escalando su masa, sería imposible para sus alas o sus patas sostener su peso y no le quedaría de otra más que arrastrarse por el suelo, pues la gravedad le haría imposible elevarse y seguramente si intentara caminar sus patas colapsarían.

Así ya no se ven tan peligrosos, ¿cierto?

Y si te preguntas por qué en la prehistoria existían mosquitos gigantes, hay que entender dos cosas: 1) no eran tan grandes, o no lo suficiente, para que les imposibilitara moverse; de hecho, la mayoría eran del tamaño de un pájaro; 2) existía menos oxígeno en la Tierra y para captar más de este elemento, sus cuerpos tenían que ser más grandes.

Como ves, los mosquitos y todos los objetos en el universo están sujetos a las leyes de física y un minúsculo cambio haría que, como los insectos, cambiaran radicalmente su fisionomía. ¿Y qué pasaría si un humano fuera del tamaño de un mosquito?

¡Quédate pendiente a nuestras redes porque pronto te lo contaremos!

Deja un comentario

PDFs
GRATIS

img-atencion

De la A a la Jota

img-atencion

Glosaria Feminista